minientrada Cuando la solución es el problema: política[mente incorrectos] y juventud

Decía John Rockefeller que lo importante para un joven es establecer su carácter, una reputación y un crédito. Con el panorama que asola al país es difícil, pero no imposible. Si lo pensamos, la crueldad de esta anarquía mental permite sólo la supervivencia del más fuerte o el más desalmado. Todo guerrero tiene sus cicatrices pero, ¿desde cuándo la vida ha de ser sinónimo de constante sufrimiento?

Sean bienvenidos a un nuevo programa. En esta ocasión, el vídeo de hoy es más reflexivo que informativo. Es evidente que el país no está en su mejor momento, lo que ha sembrado a los ciudadanos la duda de si la culpa reside en la política. Las diferencias de opinión causan disputas, y a veces los hechos se mezclan con las opiniones. Existe también el debate de que hay que saber diferenciar la vida privada de la pública, pero cuando se habla de políticos y otros gobernantes, el debate adquiere una perspectiva diferente. ¿Sirve de algo la política española? ¿Hubo un tiempo en el que se miraba a favor del bien común? Los tiempos cambian y cada generación crece con unos valores, incluso con la inexistencia de éstos, repercutiendo en su forma de ser y estilo de vida. Esto, sumado a las carencias que traerán los años venideros, convierte la lucha por la estabilidad en una batalla casi perdida. Hablamos de los últimos pasos del Gobierno, del camino que dejará para los jóvenes que hoy crecen, de la respuesta de la oposición del Estado que sería Vox en la actualidad acorde a todo lo estipulado oficialmente. Aprovechándonos de la amabilidad de Pablo Lucini, le solicitamos una entrevista para que aporte su opinión sobre las nuevas generaciones (ya que es el responsable de las Juventudes a nivel nacional del partido al que pertenece) y sus ideales, los de Democracia Nacional, el cual se habría proclamado totalmente en contra en absolutamente todos los puntos principales del resto de partidos mayoritarios.