Tu espacio (y el mío)

Mundo Viperino – Alba Lobera V.

  • Categorías

  • Bienvenidos a #MundoViperino

  • Educomunicación

  • Radio Viperina

  • Twitéame

Por Javier Ranvich: Venezuela: la gran cortina de humo

Posted by MundoViperino en 9 agosto, 2017

Escrito por: Javier Ranvich

 

Informar no es tarea fácil. La actividad de informar supone la construcción de un puente entre la realidad que nos rodea y nuestras mentes. Es el nexo que articula nuestra visión del mundo y que ordena las prioridades en la conciencia de cada persona. La importancia de una información de calidad es tal que se ha ganado la consideración de cuarto poder, todo un aparato de dinámicas de poder y grupos de presión que pueden llegar a componer la opinión pública de un país entero con los efectos en la vida política que ello implica.

La prensa y cualquier medio de comunicación deben gozar de la más absoluta libertad en un sistema política que pretenda aproximarse mínimamente a una democracia. Ahora bien, esta libertad, como cualquier otra, puede malograrse y ser utilizada en sentido contrario al que la originó. Cuando unas pocas manos, callosas de acariciar dinero y apretar la fusta de la explotación laboral, controlan gran parte de los medios el cuarto poder se degrada hasta convertirse en un arma que apunta, publica y mata. La realidad es procesada y cribada hasta resultar un puñado de noticias que convengan según el momento y lugar desechando el resto. Sea la cautela bienvenida en este punto, pues cuando la verdad no admite sesgo y la realidad de los hechos no es maleable la maquinaria se pone en marcha y hace de la mentira una falacia que pasa y arrasa como la mayor de las verdades.

 

“¿Y si el pasado y el mundo exterior sólo existen en nuestra mente, y siendo la mente controlable, también puede controlarse el pasado y lo que llamamos realidad?”

Fragmento de “1984” por G. Orwell.

Si bien es cierto que la lectura sediciosa de la realidad es una peste que a todos afecta, hay desmanes que atentan contra el principio de veracidad mínima. Aproximándose a la actualidad de nuestros días emana un nombre por alusión directa y repetida: Venezuela. Han convertido una crisis institucional en una prioridad para la opinión pública, encargándose de que nadie quede al margen del asunto. Es llamativo cómo han logrado que todo el país sepa el nombre del presidente y el líder de la oposición de un país al otro lado del océano antes que el del Primer Ministro del país con el que más kilómetros de frontera comparte o por qué caso de corrupción el Presidente del Gobierno de su país ha declarado ante la Audiencia Nacional. Quizá sea momento de cuestionarse el porqué de este curioso orden de prioridades algo ilógico y qué ganan los grandes informadores con él.

La utilización con fines políticos de esta crisis se ha convertido en la seña de identidad de los grandes medios de comunicación españoles y sus métodos de torsión gramatical de la más baja calaña periodística, retorciendo la realidad hasta invertir la consecución de los hechos para perjudicar o favorecer uno u otro partido. Ya son siete las causas contra Podemos archivadas por el Tribunal Supremo por supuesta financiación ilegal proveniente del gobierno venezolano. No obstante, el Partido Popular con Rafael Hernando como portavoz, en un claro ejercicio de arrogancia argumental sin sentido, sigue mencionando ese asunto debate tras debate para esquivar los rapapolvos por los ya incontables casos de corrupción que descomponen las entrañas de su partido al que muchos considera una gran organización criminal. Pero también fue llamativo el viaje de Albert Rivera a Venezuela de cuyas buenas intenciones nadie duda pero cuyo provecho en debates posteriores deja mucho que desear. Ahora bien, uno no puede dejar de preguntarse por la curiosa defensa selectiva de los Derechos Humanos que conmueve al presidente de Ciudadanos, pues en su epifanía libertadora ha parecido olvidar escenarios tan cruentos como Marruecos, Israel o Estados Unidos, donde la pena de muerte y las torturas a prisioneros no parecen tan importantes.

Nadie niega el caos que asola Venezuela en estos momentos. Es una realidad que se están sucediendo actos de violencia en torno a una crisis institucional. Pero bautizar a grupos armados con inclinaciones golpistas como oposición pacífica es sencillamente mentir. El suceso ocurrido el pasado viernes en la ciudad venezolana de Valencia no fue un levantamiento libertario por la paz, como insisten los titulares de los grandes medios, sino una intentona de golpe de Estado militar en toda regla.

Pero la derecha mediática no ha sido la única en subirse al carro de la sorprendente fijación por el país latinoamericano. La Unión Europea ha anunciado que no reconocerá la Asamblea Constituyente y deja abierta la puerta a futuras sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro. Al parecer no ser capaz de hacer cumplir los Derechos Humanos en su propio territorio en materia de refugiados no impide colocarse en la posición para discernir el bien del mal, lo democrático de lo dictatorial; que en leguaje occidental significa los que conviene y lo que no. De igual forma ha procedido la ONU, cuya Comisión para los Derechos Humanos preside nada más y nada menos que Arabia Saudí, la misma que ejecuta disidentes, homosexuales y adúlteras. ¿Sorprendente? ¿Hipócrita? No tanto si se habla de política internacional.

 

 

Así las cosas, cada vez es más necesaria la prudencia a la hora de informarse. Es sano huir de los grandes medios y refugiarse en las palabras de quienes todavía escriben por fidelidad a la verdad y no al capital de grandes corporaciones. La realidad no puede, no debe, ser alterada a placer. La verdad es la que es, y no debemos conformarnos con menos. Por cierto, el Primer Ministro de Portugal en este momento se llama António da Costa.

Anuncios

Escribe tu comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: