Gracias a Miguel Pedrero por compartir.
Revista Año Cero.

Si todavía despreciamos a los animales como seres inferiores, la mayoría de los humanos ni siquiera consideramos a las plantas entidades vivientes. Pero lo cierto es que no sólo están vivas, sino que son inteligentes: captan una enorme cantidad de información de su entorno, piensan y actúan en consecuencia. También “conversan” mediante un complejo lenguaje del que casi nada sabemos, protegen a otros vegetales y cooperan entre sí hasta extremos inimaginables.

contraunmundoviperino.blogspot.com

tuespacioyelmio.wordpress.com

 

Ir a descargar

Anuncios