El grafeno, aislado por primera vez en 2004, es el material más delgado de la Tierra con un sólo átomo de grosor. Las impresionantes características de este material lo hacen ser flexible, ligero y al mismo tiempo 200 veces más fuerte que el acero. Es un superconductor eléctrico, muy resistente químicamente, es impermeable a todos los gases y líquidos y más duro que el diamante.

En esta ocasión presentamos nuevas sorprendentes aplicaciones del grafeno orientadas al campo de la medicina. La idea parte de usar microelectrónica flexible y ultradelgada basada en grafeno para registrar actividad neuronal y hacer frente a enfermedades neuronales como la epilepsia, el parkinson, ciertos tipos de ceguera, poder controlar brazos robóticos, para el habla, reconociendo lo que se quiere decir en el cerebro y emitiendo el sonido de forma artificial. Incluso también aplicaría en el caso de depresión profunda.

Además ya se han probado parches experimentales de grafeno para controlar la diabetes sin pinchazos.

Pero también, es posible aplicarlo para detectar el origen de tumores cancerígenos, ya que las células tumorales tienen una actividad eléctrica mayor, la cual puede ser detectada de forma prematura y no invasiva por un material compuesto de grafeno.

A continuación, explicamos todas estas increíbles aplicaciones del grafeno en la medicina.

Leer más >>

Anuncios