pm_md-640x480

El año pasado, la policía rusa solicitó “fabricar” una manada de perros rastreadores con los mejores perros pastores belgas Malinois que Corea del Sur tenía, al parecer, esto le salía más barato a los rusos que buscar y entrenar a perros con los consiguientes fracasos en la búsqueda de los animales más adecuados.

Contrataron los servicios de un conocido genetista mundial, el Dr. Hwang Woo-Suk, quién en los Laboratorios Bitotech Sooam, efectuaría una clonación de estos perros.

El Dr. Hwang Woo-Suk, es mundialmente conocido, por tener planes para “resucitar” la especie extinguida de los Mamut Lanudos con su técnica de clonado.

Los rusos, tenían puestas muchas esperanzas en estos perros que la mejor ingeniería genética podía dar, cada uno de ellos, había costado la cifra de 100.000 Dólares, pero lamentablemente, cuando los rusos reciben estos “súper-perros”, se llevan una gran decepción, ya que según palabras del propio Aleksey Kolmogorov, jefe adjunto del servicio canino ruso del Ministerio del Interior, los perros son incompetentes incluso para efectuar las tareas más básicas que un perro policía debería hacer.

Evidentemente, y suponemos que para justificar tal fracaso, alegaron que los perros no estaban preparados para el frío siberiano, y que por ello, no podían ejecutar tareas adecuadamente.

¿Qué sacamos en conclusión?

Al parecer, los animales que están siendo clonados en estos momentos, tienen buena salud, pero su “Espíritu” o “personalidad” o “quinta esencia” no puede clonarse, es por ello que quizás este fracaso, nos reafirma en la idea de que el cuerpo es solo un vehículo para el alma, que no es clonable.

 

f:aquí!!

Anuncios