Lo que un día se nos presentó como la revolución digital que facilitaría nuestra existencia (internet) es hoy para los mass media un instrumento destructivo de nuestro bienestar. Del todo a la nada en cuestión de pocos años. ¿Por qué?

La razón se debe a que los medios han entendido que internet es su gran rival hacia el oligopolio del poder. Antes de la aparición de la red, los grupos de comunicación se encargaban de canalizar la opinión pública a su antojo. El mundo sabía lo que en él pasaba gracias a ellos, fijando la agenda de tal manera que dirigían al ciudadano hacia lo que debía o no pensar. Hoy la fórmula ya no sirve. Hoy en día está internet.

La posibilidad de que ahora cualquier individuo pueda llegar con su mensaje a cientos, miles o hasta millones de personas ha restado eficacia a los medios. Se sienten amenazados.

De ahí su cruzada contra internet. Es por ello por lo que cuando informan sobre lo que en la red sucede aluden cada vez más a desventajas del tipo: la dependencia que internet causa, los problemas a la hora de facilitar tu número de tarjeta, timos, fraudes y demás, suplantación de personalidades y un largo etc. La inundación de noticias en los informativos contra internet roza ya lo ridículo.

Pero, ¿y qué hay de las bondades de internet? ¿Es que ya no las hay? Si antes la red era el no va más, ¿cómo se explica la enorme crítica que ahora recibe? ¿Es tan dañina y destructiva? Pues como casi todo en este mundo la www tiene también sus virtudes y sus inconvenientes. Aunque los mass media sólo se acuerden ya intencionadamente de estos últimos.

Cabe recordar que entre sus múltiples ventajas internet nos permite comunicarnos con nuestros seres queridos sin importar en qué rincón del mundo se hallen, gestionar facturas sin necesidad de hacer colas, disfrutar de nuestros hobbies desde casa (e incluso vivir de ellos) o hacer la compra sin moverse del sofá. Muchas personas encuentran en la red la oportunidad que no se les presenta en la calle. Y eso, amigos, no es algo que debamos pasar por alto.

Internet llega hasta donde los mass media ni alcanzan rozar. La red está llena de usuarios dispuestos a tender la mano desinteresadamente. Internet es la respuesta a la negligencia de los otrora controladores de la información.

Pero ahora internet está ya en el centro de la diana. Y lo más curioso del asunto es que los mass media tampoco pueden vivir ya sin él. Y lo saben.

f:aquí!!

Anuncios