F: aquí!!
 

Google y Facebook navegan con bandera de gigantes bondadosos, pero la realidad es otra. Con gastos multimillonarios en cabildeo ante los gobiernos más poderosos del mundo, prácticas voraces y monopólicas, creación de firmas “offshore”, inversiones en ramos polémicos y control de información, se asemejan más a un lobo gigantesco con piel de oveja. Y su poder no para de aumentar.

Anuncios