Esta emisora rusa lleva emitiendo desde aproximadamente 1973, las 24 horas del día, los 365 días del año ininterrumpidamente. Pero lo más enigmático es la naturaleza de sus emisiones, y es que la emisora solo emite un zumbido repetido a un promedio de 25 pulsos por minuto. Un minuto antes de cada hora, las pulsaciones cambian a un tono continuo, que termina a la hora en punto y luego todo vuelve a empezar, así durante casi 40 años.

ALBA LOBERA VALLEJO
contraunmundoviperino.blogspot.com
Fuente: Más Allá (Gracias a Hugo Fernández Díaz por compartir).

 
Click AQUÍ!! para escuchar el programa en IVOOX
Anuncios