turkey-coup-691149Los partidarios del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, están propagando el miedo en Alemania tras el golpe fallido de la semana pasada, atacando a los musulmanes que forman parte del movimiento de Gülen, fundado por el predicador moderado Gülen.
Alrededor de 150 seguidores violentos de Erdogan rompieron las ventanas de un centro juvenil pro-Gülen en la ciudad de Gelsenkirchen el sábado pasado, según los informes.
También escribieron un mensaje en la puerta de una mezquita en la ciudad occidental de Hagen: “a los traidores a la patria no se les permite rezar aquí”.

 

Los funcionarios alemanes temen que se incrementen las tensiones entre nacionalistas turcos y los adversarios de Erdogan, especialmente los partidarios del Partido de los Trabajadores del Kurdistán de extrema izquierda.
Cemile Giousouf, comisionado del país para la integración, dijo: “Me temo que el conflicto interno de Turquía se trasladará a las calles alemanas”
Ercan Karakoyun, portavoz de un grupo pro-Gülen en Berlín, dijo: “Desde el intento de golpe, nuestros miembros han sido amenazados. Nuestras instalaciones han sido dañadas”.
Anuncios