El presidente francés, François Hollande, aboga por una autonomía “fuerte” para las regiones orientales de Ucrania. En declaraciones a un canal local el mandatario reveló parte del plan de paz sobre Ucrania discutido este viernes en Moscú.
“Estas personas han ido a la guerra. Va a ser difícil hacerles compartir una vida común [con Kiev]”, explicó Hollande a France 2.

La iniciativa, propuesta por el mandatario galo y la canciller alemana, también prevé la creación de una zona desmilitarizada de 50 a 70 kilómetros a cada lado de la línea que divide los territorios controlados por las milicias y los militares ucranianos en la región oriental de Ucrania.
El líder galo cree que su plan de paz es “una de las últimas oportunidades” para evitar la guerra.
“Si no encontramos no sólo un compromiso, sino un acuerdo de paz duradero, sabemos perfectamente cuál será el escenario. Tiene un nombre: la guerra”, agregó.
Los líderes de Francia y Alemania se desplazaron este jueves con la nueva iniciativa de paz a Ucrania, donde se reunieron con el presidente ucraniano Piotr Poroshenko. Tras mantener un encuentro con Poroshenko, los mandatarios se dirigieron a la capital rusa con objeto de discutir su nueva propuesta para resolver el conflicto en Ucrania con el presidente ruso, Vladímir Putin.
Después de “negociaciones constructivas” de más de cinco horas de duración, se acordó realizar “un trabajo conjunto para elaborar el texto de un posible documento sobre la aplicación de los acuerdos de Minsk, que incluiría propuestas del presidente de Ucrania y propuestas presentadas y añadidas por el presidente Putin”.
Anuncios