“No sé” y “no me consta”, son las palabras que más ha utilizado este sábado la infanta Cristina, hija del rey de España, imputada por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales, ante el juez instructor José Castro.
De acuerdo con uno de sus abogados, la infanta ha dicho que “tenía mucha confianza” en su esposo Iñaki Urdangarin, sospechoso de malversar dinero público, y que tomó distancias de sus actividades.
No obstante, según un abogado de la asociación de izquierdas Frente Cívico “Somos Mayoría”, Manuel Delgado: “El 95 % de las respuestas que da son evasivas. Ella está serena y tranquila y bien preparada”.
La segunda hija del rey Juan Carlos, de 48 años de edad, “intenta no reconocer hechos que la comprometan. Está ejerciendo su derecho a no decir una verdad que la comprometa”, ha declarado Delgado.
Asimismo, este abogado comentó que el juez Castro estaba haciendo “preguntas muy rigurosas” a Cristina, y está se afirmaba en que “tenía mucha confianza en su marido”, con quien era copropietaria de la sociedad Aizóon, utilizada presuntamente para delitos de fraude fiscal.
El juez José Castro sospecha que la infanta Cristina cooperó en las actividades presuntamente delictivas de su marido, pero la princesa española se ha declarado ajena a la contabilidad de Nóos y de Aizóon.
“De 400 preguntas habrá respondido a 15”, comenta Delgado, y solo ha reconocido que sabía que el Rey Juan Carlos le pidió a su marido que se apartara de Nóos.
El magistrado Castro debía interrogar a la infanta sobre una serie de gastos personales pagados aparentemente con el dinero de Aizóon y sobre su participación en el blanqueo de los fondos públicos que supuestamente consiguió su marido ilícitamente, a través de la Fundación caritativa Nóos, presidida por Urdangarin entre 2003 y 2006.
Urdangarin, exmedallista olímpico de balonmano, fue imputado el 29 de diciembre de 2011 por malversación, junto a un exsocio, Diego Torres, de 6,1 millones de euros de dinero público.

Enviado por: La Vega
f:aquí!!

ANEMOI y el papel de las fuerzas armadas frente a la crisis. Conversamos con Antonio Maira

Anuncios