Llevamos unos cuanto años que los Estados han intensificado su lucha contra los paraísos fiscales, expresión errónea donde las haya para referirse a los refugios fiscales (tax havens). Fruto de esta presión, y de otras circunstancias ha habido bajas en la lista de jurisdicciones consideradas, u operativas, como paraísos fiscales, pero a rey muerto, rey puesto y ya se vislumbran cinco nuevos paraísos fiscales.
Lisa Mahapatra dedica un artículo y una interesante infografía al censo actual de paraísos fiscales, donde lo más destacado son estas bajas y altas. Entre las primeras computa siete:

  • Andorra, Suiza, Vanuatu y Tonga han reformado su legislación, o han llegado a acuerdos con la OCDE, etc, todo ello para ser no ser mal mirados en la sociedad de estados bienpensantes.
  • Chipre ha tenido que reformar su marco legal tras su implosión económica y el rescate europeo.
  • Liberia y Libano debido a su inestabilidad política.
Frente a estas bajas se destacan los cinco siguientes territorios candidatos a incorporarse como paraisos fiscales, centros financieros internacionales,etc:

  • Dos jurisdicciones africanas, Gambia y Kenya (concretamente Nairobi).
  • En Europa Letonia, que parece haber cogido el testigo de Chipre (¿a nadie le sorprende el boom de entidades financieras en dichos países bálticos?)
  • En China la Prefectura de Shannan, en el Tibet.
  • Y en Australia la Región del Norte (muy discutible me parece considerar un paraíso fiscal a un territorio que reduce su fiscalidad 10 puntos respecto al resto del país).
Al final volveremos como siempre a debatir qué se considera un paraíso fiscal y qué no, más allá de pacatas clasificaciones legales , de la OCDE, etc. Por ejemplo, el propio Delawere en Estados Unidos me parece un paraíso fiscal mucho más atractivo que alguna de esas posibilidades incipientes o de los reconocidos como tales clásicamente. Y en España hay quien podría considerar como tal las zonas de fiscalidad foral o la zona especial canaria.
Da igual, con la deriva confiscatoria que llevan algunos Estados me da que los que se queden quietos se van a convertir en paraísos fiscales sobrevenidos.
Anuncios