Un gran porcentaje de familias del Reino Unido carece de ingresos remunerativos acordes al estándar de vida básico de un país que se presenta al mundo como una gran potencia económica.
Según el informe de la firma internacional KPMG, 5,2 millones de trabajadores británicos se les paga menos del salario para un nivel de vida básico.
De acuerdo con el informe del contador KPMG, cerca de tres cuarto de los jóvenes británicos entre 18 y 21 años de edad, ganan menos que un salario mínimo. Asimismo, revela que alrededor del 27 por ciento de las mujeres no se les paga el salario mínimo en comparación con el 16 por ciento de los hombres.
Según el informe, la organización ‘Save the Children’ ha anunciado que el número de niños que viven en familias con ingresos menos del salario mínimo, ha aumentado de 1,82 millones en 2010-11 a 1,96 millones un año después.
El informe de KPMG pone de relieve el fracaso del Gobierno británico para ayudar a millones de familias trabajadoras.
Anuncios